Queroseno

Sin comentarios

El queroseno es un combustible procedente de la destilación del petróleo crudo. Un gran número de combustibles reciben esta clasificación general, encontrándose en el rango de destilados medios. El queroseno puede obtenerse a partir de la destilación atmosférica del petróleo crudo o a partir de un proceso de cracking catalítico, siendo procedente, en este caso, de residuos pesados.

Al tratarse de un derivado del petróleo su composición y su calidad varía en función de la procedencia del crudo y del tipo proceso de refino al que se le haya sometido. De todas maneras, según el American Petroleum Institute, el queroseno consiste en cadenas de hidrocarburos de entre 9 y 16 átomos de Carbono, con un rango de puntos de evaporación de entre 145 y 300 ºC. En él están presente, normalmente, en un 70% cadenas de hidrocarburos parafínicos y naftas. La presencia de estas cadenas de hidrocarburo lo convierten en un combustible con poco retardo en la ignición. El queroseno, además, es un buen disolvente, insoluble en agua pero sí en una gran mayoría de derivados del petróleo.

Está caracterizado por ser un combustible menos volátil que la gasolina y, por tanto, tiene un punto de relampagueo o “flash point inferior”. Esta característica hace que el queroseno sea un producto más seguro y manejable que otros combustibles derivados de la destilación del petróleo como las gasolinas o los gasóleos ligeros.

La aplicación principal de los querosenos reside en la propulsión de motores de aviación, debido a su poder calorífico de alrededor de 42.800 kJ/kg aunque también se utiliza como disolvente o como combustible doméstico. 

Las propiedades que lo convierten en un buen combustible son su estabilidad, su lubricidad y su limpieza, principalmente. El queroseno al no ser soluble en agua permite que los problemas derivados en la iginición que el agua conlleva desaparezcan. Estas propiedades se modifican en cada tipo de queroseno para obtener unas condiciones ideales.

queroseno

Como combustibles más destacados se encuentran los siguientes:

Jet A-1

El Jet A-1, también conocido como ATK “Aviation Turbine Kerosene” se emplea en aviación comercial y se produce a partir de estandarizaciones de índole internacional. En Estados Unidos se emplea una variación de este combustible, de propiedades muy similares, conocida como Jet A. El Jet A-1 tiene un “flash point”, temperatura a la que después de acercar una llama el combustible se enciende para autoextinguirse, de 38 ºC. Su temperatura de autoencendido es de 210 ºC y su punto de congelación está en los -47º C y -40º C para el Jet A. Su coloración es de un amarillo pálido y su aspecto es de líquido ya que su densidad está entre los 0,775 y los 0,84 g/cm3 a 15 ºC. 

queroseno

Jet B

Es otro tipo de combustible basado en el queroseno empleado en aviación comercial. Este contiene más naftas que el Jet A-1 convirtiéndolo en un compuesto más ligero y, por ello, se emplea en climas fríos. Esta característica hace que sus puntos flash y de autoencendido sean inferiores de manera que resulta más difícil de transportar y manejar.

JP-8

El JP-8 “Jet Propellant 8” es un combustible de la familia JP  utilizado para propulsar motores a reacción de aeronaves militares. Pese a ello tiene propiedades similares al Jet A-1, encontrando su flash point en 38 ºC y su punto de autoencendido, al igual que el Jet A-1, en 210 ºC. Este combustible contiene aditivos inhibidores de la corrosión, anticongelantes y lubricantes. Una variante de este combustible está clasificada bajo el código NATO como el F-35 teniendo propiedades similares pero no anticongelantes, convirtiéndolo en un hidrocarburo más volátil. Otra variante es el JP-8+100 que contiene estabilizadores de temperatura que reducen la suciedad que causa el queroseno en el interior de la turbina. 

Artículo escrito por: Francisco Soler Preciado

 

Bibliografía:

American Petroleum Institute “Robust Sumary of information on Kerosene Jet fuel” Septiembre 2010.

Department of Defense USA, “Detail Specification Turbine Fuel: JP-8, NATO F-35 and JP-8+100” Octubre 2011.

Sin comentarios

Comentar





Quizás también le interese

FUELÓLEOS

Sin comentarios

 

Artículo escrito por: Santiago Ferrer Mur El fuelóleo es un producto fácil de quemar y manipular con un contenido en ceniza de (0,01-0,5%) mucho menor al del carbón. El fuelóleo nº6 se emplea para la generación de vapor pudiéndose considerar como un subproducto del refino del petróleo. En la mayoría de quemadores de aceite, el […]

Optimización energética en una planta petroquímica (parte 1)

Sin comentarios

 

El siguiente artículo realiza una introducción a los principales elementos a tener en cuenta en la eficiencia energética de una planta petroquímica. Las áreas principales para la mejora de la eficiencia energética son: Servicios (30%) (vapor, electricidad, aire de instrumentos) Hornos (20%) Mejora de procesos (15%) Intercambiadores de calor (15%) Motores (10%) Otros (10%) Siendo, […]

Sistemas de bombeo: Curvas características

Sin comentarios

 

Las curvas de acutación de las bombas dan información acerca de cómo se va a comportar el sistema de bombeo en función de ciertos parámetros. Es importante tenerlas en cuenta durante toda la vida operativa del sistema. Curvas de caudal en función de la contrapresión Si se ignoran las pérdidas de carga el caudal en […]

Back to Top